“La casa oscura de la culebra”, es el significado del nombre que lleva esta antiquísima hacienda ubicada a unos 48 kilómetros al sureste de la ciudad de Mérida, entre las poblaciones de Acanceh y Cuzamá, unos cuatro kilómetros antes de llegar a la segunda, a cuyo municipio pertenece.

Esta hacienda ha atravesado por distintas etapas, desde la estancia ganadera hasta la henequenera. Acutalmente su propietario es el señor Ernesto Molina García.

Eknakán se compone de dos partes. La primera está bardeada y contiene la casa principal y otros edificios coloniales. En la segunda, organizada en torno a una extensa plazoleta, sobresalen la capilla y la casa de máquinas, así como en su costado norte, el caserío de los acasillados.

En el área de la casa principal – la zona bardeada – hay dos espacios bien diferenciados: uno dedicado a la producción, conformado por la desfibradora, el cuarto de máquinas, la bodega y la empacadora; y el otro, a la habitación, donde hay una explanada a manera de plaza y en ella la casa principal y un tanque para recreo. Ésta es considerada la primera etapa de la construcción, con las características constructivas relacionadas con la hacienda ganadera, entre las que destaca el manejo de volúmenes horizontales; ésta construcción se ubica sobre una plataforma. Luego se accede al edificio mediante una escalinata de la entrada principal. Con respecto a las fachadas anterior y posterior, en ambas hay sendos pórticos con arcos de medio punto.

En las restantes se emplearon adornos geométricos y elementos eclécticos y del neoclásico.

Los dos accesos principales a la hacienda son, el primero, un arco de entrada a la casa principal con la que remata visualmente y, otro, enmarcado por dos pilastrones a través de los que accedían directamente las plataformas que transportaban la fibra hacia la casa de máquinas. En ésta se identifican grandes volúmenes e igualmente arcos de medio punto en la fachada. A su vez la capilla es de arquitectura neogótica, con numerosos ventanales y un altar mayor de madera tallada con escalinatas de granito. En el lugar existen también imágenes coloniales de llamativos colores.

ARTICULOS SIMILARES

0 3208