Parque Zoológico del Centenario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 Un clásico infantil de Yucatán

Soy de Yucatán, pero después de la universidad me fui a vivir a Monterrey con mis papás, ya tenia casí 10 años de no visitar Mérida, hasta que estas vacaciones decidimos venir y recordar viejos tiempos.

Por supuesto queria recordar mi niñez, una de mis primeras ideas fue visitar el Parque Zoologico del Centenario, esta es mi experiencia…

Uno de los principales atractivos según un folleto que tomé del modulo de información turística es que cuenta actualmente con 1151 ejemplares de 45 especies clasificados en mamíferos, reptiles y aves. Entre los que destacan los leones, tigres, monos, cebras, peces, jirafas y serpientes, algunas de estas especies se encuentran en peligro de extinción por lo que están en especial resguardo. Por supuesto que lo primero que me venía a la mente cuando pensaba en Centenario era “La mona Susi”, un simio adulto que solía arrojar pedazos de fruta e incluso excremento a los visitantes, peculiaridad que le ayudó para ser popular entre la ciudadanía Yucateca, quienes recuerdo, acudíamos para ver que travesuras se le ocurría hacer.

Las tardes de secundaria y de preparatoria, cuando nos escapabamos de clases, se hacían amenas en compañía de los amigos y unos chicharrones. Paseabamos por el zoológico, dando la vuelta en el tren o simplemente sentados a tomar un refresco en el histórico vagon restaurante. ¡Bonitos recuerdos!

Después de pasear observando a los animales, nos divertimos en el Go Karts, un paseo a caballo, y no podíamos dejar el parque sin un famoso paseo en el trenecito y el teleférico en el que puedes observar desde arriba el parque. Mientras paseábamos en el tren iba recordando las cosas con cierta añoranza. ¡No olvides gritar en el tunel!

También disfrutamos de la adrenalina al remar por el lago artificial en las lanchas, la gente se amontaba en la fuente para literalmente remojarse y los niños se divertían en gran manera, y con el calor que suele haber en Mérida: ¡Vaya que se antojaba darse un remojón!

Cuando el hambre nos alcanzó, elegir comida no fue un problema pues el parque cuenta con diversos lugares que venden toda clase de cosas, nosotros comimos en un puesto que está antes de entrar a la zona de los animales, llamado “Puesto Batman”, la atención de doña Chary fue maravillosa, por supuesto no me pude ir del lugar sin mi ”Algodon de azúcar” que sin duda es una de las cosas que más me gustaba disfrutar cuando venía al Zoológico y que me hizo recordar mi niñez.

Al finalizar la tarde, regresé a casa, con el gran sabor de boca que me dejó haber podido recordar momentos tan emotivos y sensacionales. Hoy el Centenario es un lugar emblemático, que ha visto crecer generaciones completas y se mantiene en el gusto de la gente, sencillamente es un lugar que debes visitar cuando vengas a Yucatán.

Horario: De martes a Domingo de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde

ENTRADA LIBRE

Dirección: Calle 55 x 62 y 64 Centro, Mérida.

Teléfono: 9450733 ext. 82650 y 82651.

ARTICULOS SIMILARES

0 3574
comments powered by Disqus