Etiquetas Entradas etiquetadas con "Paseo"

Paseo

Mérida. Foto Lluvia Magaña.

Mérida tiene la capacidad de presentar diversos tipos de manifestaciones culturales, por lo cual un buen lugar para iniciar tu recorrido por la ciudad es el Centro Histórico, ahí se puede apreciar varios edificios coloniales  a través de los cuales puedes conocer un poco de la historia yucateca.

Mérida. Foto Lluvia Magaña.
Mérida -Foto Lluvia Magaña.

Catedral de San Idelfonso

19 años después de la fundación de Mérida (1542) en 1561, por petición del rey Felipe II, se erigió en catedral a la iglesia de la capital yucateca y se le dio por titular, a San Ildefonso, Arzobispado de Toledo. 37 años más tarde, se concluyó la edificación en 1598, al cual se le agregaron posteriormente otros detalles.

Algunos investigadores reconocieron restos de columnas mayas (tambores) que forman parte de la pared norte del templo. En ese mismo sitio, donde hasta hoy se encuentran varias cruces de madera, está la entrada a un manantial clausurada desde hace mucho y que se reconoce por un arco tapiado. Su estilo arquitectónico es morisco en las torres e interior, y la fachada es renacentista.

En el interior se pueden admirar la capilla del Cristo de las ampollas (1656), el bautisterio y capilla del sagrario (1904), la sacristía y capilla de San José (1610), así como la capilla del rosario (1610).

Catedral de Mérida. Foto Lluvia Magaña.
Catedral de Mérida -Foto Lluvia Magaña.
Catedral de Mérida. Foto Lluvia Magaña.
Catedral de Mérida- Foto Lluvia Magaña.

Casa Montejo

El espacio que ocupa perteneció al “Adelantado” Francisco de Montejo, pero fue su hijo, mejor conocido como “El Mozo”, quien construye lo que sería la morada de los conquistadores, concluida en 1549.

De la construcción original hoy sólo se conserva el portal de su fachada esculpido en piedra y de estilo plateresco (Barroco Mexicano), es el más importante de los que se realizaron en el país para un edificio residencial. En el portal se puede admirar, en la parte superior, el escudo de armas de los Montejo y a dos guerreros españoles, en actitud vigilante, que descansan sobre las cabezas de indios vencidos. En la parte inferior se tiene un cuadrado perfecto con elementos ornamentales simétricos y finas columnas corintias de fuste acanalado; sobresaliente en su parte central, se tiene una ménsula

Casa Montejo -Foto Lluvia Magaña.

Casa Montejo. Foto Lluvia Magaña.
Casa Montejo- Foto Lluvia Magaña.

Palacio de Gobierno

Fue construido entre 1883 y 1892 como casa para los gobernadores y jefes del estado de Yucatán, en su interior podrá encontrar la historia de Yucatán a través de 27 pinturas del yucateco Fernando Castro Pacheco, igualmente se encuentran en el interior las oficinas de información turística.

Muestra una arquitectura neoclásica, propia del siglo XIX. Actualmente alberga las oficinas del Gobierno del estado.

Palacio de Gobierno - Foto Lluvia Magaña.
Palacio de Gobierno – Foto Lluvia Magaña.

Plaza principal

Trazada desde la fundación de la ciudad, de conformidad con las instrucciones que el Adelantado Don Francisco de Montejo dictó al hijo del mismo nombre (conocido como “El Mozo”) para ser el centro político de la nueva ciudad, este espacio público ha visto desde aquellos lejanos días de 1542 el correr de la historia de Mérida.

Durante el período colonial, la Plaza Principal fue mercado público, lugar de corridas de toros, escenario para aplicar penas corporales y ajusticiar cuando era necesario, además de ser un sitio donde se realizaban torneos y festejos de interés general.

Plaza principal - Foto Lluvia Magaña.
Plaza principal – Foto Lluvia Magaña.

Palacio Municipal

Construido en el año 1734 durante el gobierno de Don Santiago Aguirre, este edificio ha pasado por varias modificaciones en su estructura, sin embargo aún conserva un estilo colonial en su arquitectura. En la parte inferior se pueden encontrar diversos restaurantes de comida típica, así como de artesanías.

Palacio Municipal - Foto Lluvia Magaña.
Palacio Municipal – Foto Lluvia Magaña.
Palacio Municipal - Foto Lluvia Magaña.
Palacio Municipal – Foto Lluvia Magaña.

Centro Cultural Olimpo

Este edificio de arquitectura contemporánea, fue inaugurado –como Centro Cultural de Mérida Olimpo- el 6 de enero de 1999 para celebrar el 457 Aniversario de la fundación de Mérida. Con una capacidad para 300 personas ofrece espectáculos diversos, además de que cuenta con una sala de video con capacidad para 98 personas, y el planetario, en la parte inferior se encuentra una librería y una cafetería.

Cuenta con un planetario en el que se presentan diversos documentos e información gráfica acerca del universo así como algunas conferencias y talleres; de igual forma presenta una biblioteca con un gran acervo para consulta; ofrece funciones de cine; una vídeo sala y claro, un salón de conferencias y exposiciones.

Centro Cultural Olimpo - Foto Lluvia Magaña.
Centro Cultural Olimpo – Foto Lluvia Magaña.

Ateneo Peninsular

Construido entre los años de 1573 a 1579, este edificio funcionó como residencia oficial de los obispos de Yucatán por unos 340 años. Posiblemente el edificio toma su nombre de la sociedad literaria ”Ateneo Peninsular” de la cual fue sede después de su remodelación en 1915, comenzando a denominarse así en ese mismo año. Posteriormente fue sede de diversas oficinas, tanto federales como estatales y se ocupa parte de la planta baja con locales comerciales. En los años treintas la mayor parte de la planta alta se destinó a la comandancia de la Jefatura de Operaciones Militares. En la década de los ochentas, prácticamente se abandona. En 1990 todavía existía en la planta alta una oficina federal, pasando a ser propiedad una parte del Gobierno del Estado y en 1994, luego de ser remozado, se instala en el edificio el Museo de Arte Contemporáneo, mejor conocido como Macay.

Ateneo Penínsular- Foto Lluvia Magaña.
Ateneo Penínsular- Foto Lluvia Magaña.
Ateneo Penínsular - Foto Lluvia Magaña.
Ateneo Penínsular – Foto Lluvia Magaña.

Pasaje Picheta

En algún momento fue refugio para cientos de presos, presenta hoy día un semblante sumamente distinto al que se observaba en sus inicios. Tiene un ambiente agradable y ahora se puede encontrar restaurantes, tiendas de artesanías, ropa típica yucateca y chive cafés, además de que los fines de semana se presentan tríos musicales que le deleitaran con la trova yucateca.

Pasaje Picheta - Foto Lluvia Magaña.
Pasaje Picheta – Foto Lluvia Magaña.
Pasaje Pichetas - Foto Lluvia Magaña.
Pasaje Picheta – Foto Lluvia Magaña.

Pasaje de la Revolución

Por orden del General Salvador Alvarado en 1916, de demoler las dos capillas del sur de la Catedral y parte del Palacio Episcopal y del antiguo Seminario de San Ildefonso, se abre este andador que hoy se conoce como Pasaje a la Revolución.

Pasaje de la revolución - Foto Lluvia Magaña.
Pasaje de la revolución – Foto Lluvia Magaña.

 

0 2289

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Parque Zoológico del Bicentenario.

En nuestro viaje ya habíamos visitado el Parque Zoológico del Centenario, pero nos enteramos que había otro zoológico con el nombre de Animaya, el cual nos causó mucha curiosidad para visitar.

Este sitio no se puede comparar con el Centenario, al menos es nuestra opinión, porque es un panorama totalmente diferente al del parque del Centenario. Animaya pretende brindar un ambiente similar al de un safari, pues los espacios en los que se encuentran las especies son más grandes permitiéndoles sentirse como si estuvieran en su hábitat natural, el guía nos dijo que se divide en tres praderas: americana, euro-asiática y africana. Una de las cosas entre las que se identifica es que tienen el concepto de una antigua ciudad maya abandonada y rehabitada por animales. Hay un lago con patos, pelicanos y ganzos, en el mismo lago se encuentran también tres pequeñas islas con árboles altos en los que hay monos. También hay una villa de leones, un espacio grande con arbustos y rocas, creando el aspecto de la región de la Sabana. Podrás encontrar jirafas, búfalos, cebras, avestruces y venados, todos con amplios espacios donde habitar.

Mi novio y yo quisimos aventurarnos al paseo Safari, que según la opinión del guía, es uno de los mayores atractivos de este parque. El paseo es a bordo de un pequeño camioncito en el cual se recorren los pasillos entre los animales pemitiendo estar más cerca de ellos. Nuestra diversión no termino ahí, pues también se puede pasear por el lago en un pequeño barco con capacidad hasta para 18 personas, abordo. Un guía especializado informa durante todo el recorrido sobre la flora y la fauna, así como de las especies observables; este paseo dura unos 20 minutos aproximadamente.

Para una avistar todo el sitio, no dudamos en subir al mirador a una altura de 35.5 metros, para el cual se toma un elevador que se encuentra al interior de una gran bóveda maya que le da la bienvenida al entrar al recinto, misma que es rodeada por una fuente y luces que resaltan en la noche.

Por supuesto estabamos cansados así que antes de irnos fuimos a una de las tienditas que estan por dentro, compramos agua y fuimos a descansar a unos espacios con mesas y bancas de madera que estan bajo la sombra de hermosos árboles. Cabe mencionar que también hay baños públicos y amplio estacionamiento si vas en automóvil.

El recorrido en el parque fue visita única de la cual no te vas arrepentir, nosotros quedamos encantados.

Ubicación de Animaya calle 60 con 59 de Ciudad Caucel, muy cerca del periférico de la ciudad de Mérida. Para llegar debe tomar la avenida Jacinto Canek y posteriormente tomar la carretera que va hacia Caucel, una ves ahí encontrará señalamientos que lo llevarán hasta el zoológico.

0 2665

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 Un clásico infantil de Yucatán

Soy de Yucatán, pero después de la universidad me fui a vivir a Monterrey con mis papás, ya tenia casí 10 años de no visitar Mérida, hasta que estas vacaciones decidimos venir y recordar viejos tiempos.

Por supuesto queria recordar mi niñez, una de mis primeras ideas fue visitar el Parque Zoologico del Centenario, esta es mi experiencia…

Uno de los principales atractivos según un folleto que tomé del modulo de información turística es que cuenta actualmente con 1151 ejemplares de 45 especies clasificados en mamíferos, reptiles y aves. Entre los que destacan los leones, tigres, monos, cebras, peces, jirafas y serpientes, algunas de estas especies se encuentran en peligro de extinción por lo que están en especial resguardo. Por supuesto que lo primero que me venía a la mente cuando pensaba en Centenario era “La mona Susi”, un simio adulto que solía arrojar pedazos de fruta e incluso excremento a los visitantes, peculiaridad que le ayudó para ser popular entre la ciudadanía Yucateca, quienes recuerdo, acudíamos para ver que travesuras se le ocurría hacer.

Las tardes de secundaria y de preparatoria, cuando nos escapabamos de clases, se hacían amenas en compañía de los amigos y unos chicharrones. Paseabamos por el zoológico, dando la vuelta en el tren o simplemente sentados a tomar un refresco en el histórico vagon restaurante. ¡Bonitos recuerdos!

Después de pasear observando a los animales, nos divertimos en el Go Karts, un paseo a caballo, y no podíamos dejar el parque sin un famoso paseo en el trenecito y el teleférico en el que puedes observar desde arriba el parque. Mientras paseábamos en el tren iba recordando las cosas con cierta añoranza. ¡No olvides gritar en el tunel!

También disfrutamos de la adrenalina al remar por el lago artificial en las lanchas, la gente se amontaba en la fuente para literalmente remojarse y los niños se divertían en gran manera, y con el calor que suele haber en Mérida: ¡Vaya que se antojaba darse un remojón!

Cuando el hambre nos alcanzó, elegir comida no fue un problema pues el parque cuenta con diversos lugares que venden toda clase de cosas, nosotros comimos en un puesto que está antes de entrar a la zona de los animales, llamado “Puesto Batman”, la atención de doña Chary fue maravillosa, por supuesto no me pude ir del lugar sin mi ”Algodon de azúcar” que sin duda es una de las cosas que más me gustaba disfrutar cuando venía al Zoológico y que me hizo recordar mi niñez.

Al finalizar la tarde, regresé a casa, con el gran sabor de boca que me dejó haber podido recordar momentos tan emotivos y sensacionales. Hoy el Centenario es un lugar emblemático, que ha visto crecer generaciones completas y se mantiene en el gusto de la gente, sencillamente es un lugar que debes visitar cuando vengas a Yucatán.

Horario: De martes a Domingo de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde

ENTRADA LIBRE

Dirección: Calle 55 x 62 y 64 Centro, Mérida.

Teléfono: 9450733 ext. 82650 y 82651.

0 2407

“Crónica de un viaje por el legado Franciscano en Yucatán”

Con el estomago llenoy las energías recargadas, después de la sobremesa decidimos ponernos en marcha para completar nuestro recorrido.

OXKUTZCAB

A 25 minutos de Maní, se encuentra la internacionalmente famosa ciudad de Oxkutzcab “Lugar del Ramón, tabaco y miel”; decimos así pues el mercado que aquí se encuentra es uno de los principales exportadores de cítricos para el país, tanto así que se le reconoce con el sobrenombre de “La huerta del Estado”, es famoso principalmente por su cosecha de naranja dulce, la cual es orgullosamente presumida como la mejor de todas las tierras yucatecas.

Aquí tuvimos la oportunidad de bajar a estirar las piernas y digerir la deliciosa comida de Maní. Caminamos por el parque disfrutando del colorido lugar. Debamos visitar el hermoso templo de San Francisco de Asis, que comenzó su edificación en el año de 1581 y se terminó en 1699. En su interior se distingue el retablo principal de las columnas salomónicas con nicho y escultura.

Después de una hora, nos aprestamos para continuar nuestro recorrido.

TICUL

En este punto la ruta es de regreso. Circulando hacia el norte, regresando a Mérida, el siguiente lugar es Ticul “Allá quedó asentado”, mejor conocido como “La perla del Sur”. Es un poblado famoso por su producción de calzado, especialmente femenino, y su alfarería, elaborada con barro de la región, básicamente aquí no visitamos ningún convento, pero debíamos venir porque Erika aprovechó para llevarse mas de un par de zapatos a muy buen precio.

Nos hospedamos en ese lugar pues la tarde había caído y no es recomendable circular por estas carreteras de noche, ya que los caminos son angostos y de poca visibilidad.

SANTA ELENA

Al día siguiente, no muy temprano, nos dirigimos a nuestro siguiente destino, el cual se encuentra a tan sólo veinte minutos de Ticul: Santa Elena. Aquí visitamos la Parroquia de San Mateo, que descansa sobre la punta de un cerro, también disfrutamos de un pequeño museo que exhibe artefactos precolombinos, coloniales y las “momias de Santa Elena”, halladas en los alrededores, esto último no nos lo esperábamos.

Hacimos tiempo para que abrieran el maravilloso e internacionalmente conocido sitio arqueológico de Uxmal. Aquí pudimos darnos gusto visitando las pirámides del Adivino, la plaza principal y muchas otras edificaciones que nos permitieron tomar excelentes fotografías para nuestro “registro viajero”.

MUNA

Paseamos por la ciudad maya de Uxmal cerca de tres horas, después recorrimos 13 minutos, unos 17 kilómetros al norte para llegar a Muna: “Agua suave”, un poblado que alberga el templo y ex convento de la Asunción, erigida en el siglo XVII, así mismo su centro artesanal en la plaza principal.

UMÁN

Pasaban del medio día, recorrimos un tramo de 49 minutos aproximadamente, donde pudimos admirar los últimos paisajes de las carreteras sureñas, y platicar acerca del viaje, las impresiones y revisar una que otra fotografía. Finalmente llegamos a Umán “Camino ruidoso”, donde conocimos la parroquia de San Francisco, lo que antes fue un convento español del siglo XVI. Éste es de proporciones majestuosas, con una portada de cantera y tres arcos. Nos recomendaron abordar un taxi ecológico en plaza principal para recorrer la villa y al término del paseo, abordamos nuestro vehículo y nos encaminamos de regreso a casa.

“Fue un viaje muy interesante” comentó Erika cuando veníamos entrando por el anillo periférico de la ciudad de Mérida, “Realmente maravilloso”, repliqué, y fue así como al regresar, pudimos contar nuestra experiencia, decidimos atesorar nuestro registro fotográfico en un colorido álbum que titulamos “Crónica de un viaje por el legado Franciscano en Yucatán”.

Ver primera parte

Ver segunda parte

0 2207

 

“Crónica de un viaje por el legado Franciscano en Yucatán”

Nuestro recorrido continuaría por un municipio llamado Mama; pasaban ya del medio día y nos encontrábamos muy bien anímicamente, el recorrido se miraba prometedor.

MAMA

Salíamos de Tekit, con la grata sensación de estar disfrutando un fin de semana agradable, pues al recorrer las carreteras del sur de Yucatán pudimos constatar la hermosura del estado, y diez minutos después estábamos en Mama: “El agua del abuelo materno”, donde pudimos observar un hermoso templo y ex convento franciscano con un campanario que es realmente admirable.

CHUMAYEL

Seguimos conduciendo hasta llegar al poblado de Chumayel, el “Lugar de las semillas”; aquí, según unos libros que he leído acerca de la historia de Yucatán, es la cuna de uno de los más importantes documentos, “El Chilam Balam”, que fuera el más sagrado libro de los mayas.

Aquí se puede apreciar el convento de la Purísima Concepción, construido en el siglo XVI, es en este lugar donde todos hablan acerca del famoso Cristo de madera negra.

TEABO

Más al sur, a sólo 7 minutos nos encontramos con Teabo “Tu aliento”. Según lugareños, es conocido por dos construcciones: La Parroquia y el Exconvento de San Pedro y San Pablo, que fueron edificados durante el siglo XVII.

En su interior ostenta un retablo con un par de columnas cariátides y la capilla de Indios que indica la fecha de 1617.

MANÍ

El hambre nos alcanzaba y la hicimos esperar hasta Maní, quizá el más emblemático de los conventos de todo el recorrido, y no precisamente por su belleza, sino por la trágica historia que encierra este lugar.

Escuchamos mucho acerca de este lugar, pues la gente en Mérida presume que es aquí donde se prepara el mejor “Poc-Chuc” de todo el estado, sin embargo, pocos saben la historia que en verdad es digna de ser contada. Se trata del “Auto de fé de Maní“, llevado a cabo por Fray Diego de Landa, uno de los más importantes evangelizadores de la historia peninsular.

La historia cuenta que en el atrio del convento, Landa, destruye los códices y gran parte del acervo histórico y cultural de la ancestral cultura maya. Este hecho lamentable es reconocido hasta nuestros días como uno de los episodios más obscuros y tristes de la historia de Yucatán. El convento tiene advocación a San Miguel Arcángel, cuya fundación data de 1549, ¡Su capilla fue la primera construida en Yucatán!

Después del recorrido, para no perder la oportunidad, fuimos a comer al recomendado restaurante “Príncipe Tutul Xiu”, donde se prepara según opinión de los meridanos y turistas que lo visitan, la mejor comida regional yucateca del estado, pero sobre todo el famoso “Poc-Chuc”, el cual se acompaña con tortillas hechas a mano y una deliciosa combinación de salsas, así como de la tradicional agua de lima.

Fue un deleite en todos los sentidos visitar tan hermoso lugar y aunque no queríamos irnos, debíamos continuar el viaje, la siguiente estación: Oxkutzcab…

No te pierdas el desenlace de este viaje en la tercera parte que publicaremos mañana, aquí en mayantravel.net ¡Inicia la aventura!

Si te perdiste la primera parte puedes revivirla en “Crónica de un viaje por el legado Franciscano en Yucatán” Primera parte

0 3671

 

“Crónica de un viaje por el legado Franciscano en Yucatán”

Viernes por la noche, David se tomaba un café como de costumbre con Erika, su novia, ahí por el famoso remate de Paseo de Montejo. Ella, llevaba ya un par de días comentando que deseaba llevar a cabo un viaje de aventura para compartir como solían hacerlo durante la universidad. “Me dijeron que existe una ruta de los conventos, ¿Porqué no vamos?, seguramente será una experiencia diferente este fin de semana…”, comentó, David respondió inmediatamente: ¿Cuándo nos vamos?…

Al día siguiente muy temprano nos pusimos en el plan de autostop mochila en mano, botellas de agua, bloqueador solar, y algunos medicamentos, sin olvidar el traje de baño,  y varios cambios de ropa.

ACANCEH

Tomamos el camino hacia el sureste de Mérida, por la vía a Campeche, y, a 26 kilómetros de la ciudad, llegamos al poblado de Acanceh que significa “Quejido de Venado”. El principal atractivo: la llamada “Plaza de las 3 culturas”.

Ésta conjuga edificios de épocas prehispánicas, colonial y contemporánea. Frente al parque principal existe una pirámide situada literalmente entre las casas, por otra parte se puede apreciar la vida cotidiana, sin olvidar, por supuesto, el templo dedicado a nuestra Señora de la Natividad además la capilla de la Virgen de Gadalupe.

TECOH

Continuamos el recorrido: después de Acanceh, nuestra siguiente parada fue Tecoh: “El lugar del Puma”; preguntando finalmente localizamos el templo dedicado a la Virgen de la Asunción, y un dato interesante es que esta iglesia fue construida con piedra labrada sobre la base de una pirámide maya, cuando entramos al recinto sagrado, pudimos constatar un impresionante altar y algunas pinturas de la época, ya para este punto habíamos recorrido aproximadamente 34 kilómetros desde Mérida.

Los lugareños nos recomendaron unas grutas en este poblado y el cenote Noh Mozón, pero no teníamos el tiempo para conocerlas; ello nos hubiese tomado medio día, por lo que decidimos continuar la ruta original.

MAYAPÁN

Ya más animados y a tan sólo 15 minutos de Tecoh, siguiendo por la carretera que lleva a Tekit, aproximadamente a unos 16 kilómetros, llegamos a la emblemática y majestuosa ciudad de “La Bandera de los Mayas”, Mayapán.

Para entrar debidos pagar una cuota bastante económica (menos de 50 pesos por persona). Ya que ingresamos, inmediatamente respiramos un ambiente de tranquilidad, pues a pesar de ser famosa, Mayapán es una zona poco visitada. Hay que decir que esta ciudad no pide nada a los famosos sitios de Chichen Itzá, y Cobá que son más concurridos.

Aquí pudimos subir a la réplica del Castillo de Kukulkán, y admirar el paisaje desde una altura un poco mejor; definitivamente la vista desde la cúspide es sinceramente increíble, las fotos del Observatorio y el sitio en general nos transportaron miles de años atrás, y una vez ahí, comienzas a imaginar la majestuosidad de esta enigmática civilización.

TEKIT

Continuamos avanzando hacia el sur, 19 kilómetros desde Mayapán hacia el poblado de Tekit: “Lugar de Desparramiento”. En este punto las expectativas del viaje eran bastante elevadas, el viaje estaba resultando muy satisfactorio.

En Tekit visitamos la Parroquia de San Antonio de Padua. Ésta parecía más bien un museo. Pasemos unos breves instantes por el parque mientras conseguíamos encontrar una tienda para comprar agua y algo de comer. Cuando nos subimos al coche verifiqué el kilometráje, habíamos recorrido hasta ese punto 64 kilómetros desde que salimos de Mérida y según nos comentaron, todavía faltaba lo mejor…

No te pierdas la continuación de este viaje en la segunda parte que publicaremos mañana, aquí en mayantravel.net ¡Inicia la aventura!

0 2277

La avenida más famosa de Mérida

Era domingo por la mañana, mis amigos y yo planeamos reunirnos en el ”Remate” de Paseo Montejo, tome un autobús que me dejó en el Monumento a la Patria. Para llegar al Remate que se encuentra al otro extremo, tenía que caminar, así que decidí emprender el camino mientras observaba todo el entorno tranquilamente dado que no había trafico por que las calles estaban cerradas por la ”Biciruta”.

En ese momento entendí porque hablan tanto de Paseo de Montejo, definitivamente recomiendo ir una tarde o una mañana de cualquier día para observar este lugar. Hay edificios hermosos, coloniales, históricos e increíbles, es la principal avenida de la ciudad y alguna vez la principal zona residencial. Actualmente se ha convertido en una zona comercial, sede de hoteles, restaurantes, bares y algunas oficinas de bancos, entre otras.

Puedes explorar fácilmente a pie el Paseo de Montejo, o pasear en una calesa (carruaje tirado por caballos). Definitivamente el Paseo de Montejo es uno de los lugares que todo mundo debería conocer, su historia, los edificios y su gente hacen de este paseo un destino obligado cuando se está de visita en Mérida.Ma. Eugenia Cortés A.Mérida, Yucatán

Estado

Yucatan

Ciudad

Mérida

0 2291

Maravillosos y mágicos lugares de aventura en la Península de Yucatán

Aquí se te presentarán algunos de los lugares que tienes que visitar en Yucatán, no te puedes resistir:

  1- Manglares de san crisantoUbicado a 24 kilómetros al este de progreso. Se trata de un paseo en bote por una serie de canales conectados con cenotes y ojos de agua, donde observarás el mangle, solo escucharás el sonido del océano, el canto de los pájaros, el viento y podrás ver los peces que habitan en los canales que tienen una profundidad de 25 centímetros, 1.50 y hasta 1.75 de ancho. Después del recorrido puedes refrescarte en las aguas cristalinas de alguno de los cenotes y disfrutar de la naturaleza que te rodea. El tour cuesta 40 pesos aproximadamente (alrededor de $ 3 USD) y tiene una duración de una hora y media. 

2- Cenote kankirixché. Ubicado a unos 49 kilómetros al sur de la Ciudad de Mérida. El cenote Kankirixché cuenta con espectaculares galerías subacuáticas. Resulta increíble la alta visibilidad de sus aguas cristalinas, una de las características que lo distinguen es que es un sitio ideal para el buceo o snorkel en aguas abiertas o de caverna. Tiene una gran belleza interior que lo hace atractivo, desde techo hasta el agua podrás apreciar largas raíces de álamo que llegan a sumergirse hasta 2 metros y también las estalactitas que se forman. La entrada al cenote no tiene costo.

3- Cenote San Ignacio. Ubicado a 20 minutos de Mérida. Es un cenote en condiciones muy seguras y perfecto para nadar en sus hermosas aguas transparentes de color azul turquesa. Se encuentra en el interior de una gruta y por la protección de la misma, la temperatura promedio del agua es de 28° C. Cuenta con sistema de iluminación artificial, música ambiental, áreas verdes y ventilación que elimina la humedad y renueva el aire del interior de la gruta. Tiene un amplio restaurante con los más exquisitos platillos de la gastronomía yucateca, baños, vestidores, regaderas, camastros, soleadero, renta de hamacas, chapoteadero, juegos infantiles, establo, entre otros atractivos rincones. Horario todos los días desde las 10 hasta las 18 horas, la entrada al cenote tiene un costo de $40.00 por persona.

4- Grutas de Loltún. Localizadas a 110 Km al suroeste de Mérida. Es de las más grandes en la Península de Yucatán. La gruta ha sido acondicionada para paseos túristicos por medio de senderos iluminados, el recorrido dura aproximadamente dos horas. Las grutas te encantarán, hay espacios que parecen catedrales debajo de la tierra, ríos secos, estalagmitas que parecen fuentes congeladas, pinturas rupestres que representan rostros de animales, grecas escalonadas, manos, etc. Al final te encontrarás con una bóveda derrumbada. Por seguridad solo puedes entrar con guías y por grupos, los guías no tienen sueldo así que es importante la propina aparte del costo de la entrada. El horario es todos los días en diferentes horarios: 9:30 am, 11:00 am, 12:30 pm, 2:00 pm, 3:00 pm, y 4:00 pm. Precios de admisión aproximados: General 102 pesos, Nacionales 76 pesos, y para menores de 13 años 5 pesos.

5- Avistamiento de Flamingos. En las costas de Yucatán se encuentran los hogares de los flamingos y otras especies de aves. Puedes visitar la Ría de Celestún o Río Lagartos para apreciarlos por medio de un tour en lancha, un evento hermoso que recordarás para siempre. En este tipo de paseo, no olvides traer contigo una cámara fotográfica pues el vuelo inesperado de estas aves surcando el hermoso cielo azul, crean un contraste espectacular que te dejará maravillado. Y por cierto, no olvides compartir tus fotos con nosotros.

Ya lo sabes, estas son algunas de las recomendaciones que mayantravel.net tiene para ti, en estas vacaciones. ¡Comienza la aventura!

Manglares de San Crisanto: Toma la carretera Mérida – Progreso, llegando al puerto antes de entrar desvíate a mano derecha justo antes de llegar a la gasolinera, conduce hasta Uaymitun, luego pasa por Telchac, y después sigue hasta el poblado de San Crisanto. Entrando a San Crisanto pasa el crucero y dobla a mano derecha donde podrás ver un campo de béisbol, enfrente se encuentra la oficina donde uno de los pescadores te llevara por este paseo en bote.

Cenote Kankirixche: Para llegar toma la Carretera Mérida – Uxmal, después sigues por la carretera a Muna hasta llegar a Abalá, una vez ahí encontrarás el poblado Mukuyché donde se encuentra el cenote.

Cenote San Ignacio Para llegar toma la carretera Mérida – Campeche hasta el poblado de Chocholá, ahí se encuentra este cenote.

Grutas de Loltún Carretera 261 de Mérida, 20 Km después de Labná.

Ría de Celestún: Toma la carretera Mérida – Celestún, se encuentra a 90 Km al oeste de Mérida, Yucatán (por la ruta 281) y/o 216 Km al norte de Campeche, (por la ruta 180) hacia la punta oeste de la Península de Yucatán.

Río Lagartos: Toma la carretera Motul-Tizimín que conecta al periférico en el lado noroeste de Mérida, es un viaje fácil en Tizimín las instrucciones son claras para llegar a Río Lagartos. (aproximadamente 3 horas de viaje Mérida-Río Lagartos).

Algunas recomendaciones: Lleva cámara, bloqueador, repelente, lentes de sol, traje de baño, y toallas para secarte.

0 3040

 
 
 
 
 


Nadando con el pez más grande del mundo

“Eran las 8:45 de la mañana, todos en la embarcación teníamos una extraña sensación, de esas que se confunden entre incertidumbre y ansiedad, ya teníamos unos 40 minutos de haber salido del muelle y en el camino habíamos visto algunos delfines, una manta diablo y varias tortugas marinas, lo que sería un preludio a lo que a continuación verían nuestros ojos, y de pronto, ahi estaba frente a nosotros… el enorme tiburón ballena…”

Nadar con el pez más grande del mundo, el tiburón ballena, es una experiencia única en el planeta. Estos animales miden más de 15 metros de longitud y pesan aproximadamente 13 toneladas. Llegan a esta bellísima isla ubicada en las costas de la Península de Yucatán donde las aguas del golfo de México y las aguas del Mar Caribe se combinan. Isla Holbox es donde los tiburones ballena eligen como su lugar preferido para alimentarse entre los meses de mayo a septiembre. “Fue una experiencia que jamás olvidaré, tener a mi lado a un pez tan grande, pero a la vez tan dócil, es un gigante noble…” decía una pareja de Argentinos que venían en nuestra embarcación. Recuerdo aún cuando el capitán nos comentó que estos animales son realmente apacibles y sin dentadura, pero hay que recordar que siguen siendo animales y sobre todo considerar que no estábamos en un estanque, era mar abierto y como toda experiencia con fauna silvestre, hay que tomar ciertas precauciones. “¡No te valla a tragar como se tragó a Jonás!” bromeaba una señora con su esposo, quienes poco tiempo atrás habían vivido la experiencia de nadar con tiburones blancos en Australia, ¡Vaya experiencia! Regresamos a las 3:14 de la tarde, y no pudo faltar a la hora de la cena, en una mesa junto a la piscina, la plática obligada que se sostiene con los amigos donde contando nuestras emociones, y compartiendo nuestras mejores fotografías, todos coincidimos que esta experiencia fue por mucho, una de las más extraordinarias que se pueden vivir. Para conocer más acerca de Isla Holbox, click aquí.

Por: Carlos Varela

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


El esplendor de la era dorada en Yucatán

“Haremos un palacio, un lugar tan majestuoso que defina la bonanza y riqueza de nuestro estado, un espacio que sea único e irrepetible, con ostento y magnificencia, que la gente al solo mirarlo sienta y entienda que Mérida es grande, en el pasado, en su presente y un atisbo de su enorme futuro…” Nunca lo sabremos pero estas pudieran haber sido las palabras mas precisas que salieran de la boca de Enrico Deserti, creador del majestuoso Palacio Cantón.

El Palacio Cantón, un edificio que se ubica en el corazón del Paseo de Montejo en la ciudad de Mérida, es una joya arquitectónica que data de 1904. Su construcción la inició y fue habitado en sus primeros años por el general yucateco Francisco Cantón Rosado entre 1911 y 1932, cuando el gobierno estatal adquiere el inmueble para convertirlo en espacio público. Ha sido sede de varias instituciones gubernamentales y educativas pero fue hasta 1978, cuando oficialmente se convierte en el Museo Regional de Antropología “Palacio Cantón”, donde ese exhibe un importante acervo prehispánico y artículos de la época colonial, con fragmentos de retablos, cerámica y monedas, así como armas de los siglos XIX y XX, indumentaria civil y religiosa.

Con una combinación de estilos, propios de los palacios europeos, el Palacio Cantón fue dotado de muchos detalles exteriores e interiores, de la inspiración del escultor Michelle Guacomino. El diseño arquitectónico fue obra del arquitecto italiano Enrico Deserti y la construcción la hizo Manuel G. Cantón, sobrino del dueño de la casa. Es una construcción cuya belleza y elegancia nos recuerda la impresionante bonanza económica que gozaba la élite local en los tiempos en que la vasta producción henequenera enriquecía a los hacendados a fines del siglo XIX y principios del XX.

Puedes visitar el “Palacio Cantón” de Martes a Domingo de 8 a 17 horas, con visitas guiadas al reservar en el área de servicios educativos.

Los domingos la entrada es gratis para ciudadanos mexicanos.

SOCIAL

QUIZA TE PUEDA INTERESAR

0 3354
"Los 8 platillos yucatecos que debes comer antes de morir" Más información Estado Yucatan