La Ruta de los Conventos “Primera parte”

La Ruta de los Conventos “Primera parte”

 

“Crónica de un viaje por el legado Franciscano en Yucatán”

Viernes por la noche, David se tomaba un café como de costumbre con Erika, su novia, ahí por el famoso remate de Paseo de Montejo. Ella, llevaba ya un par de días comentando que deseaba llevar a cabo un viaje de aventura para compartir como solían hacerlo durante la universidad. “Me dijeron que existe una ruta de los conventos, ¿Porqué no vamos?, seguramente será una experiencia diferente este fin de semana…”, comentó, David respondió inmediatamente: ¿Cuándo nos vamos?…

Al día siguiente muy temprano nos pusimos en el plan de autostop mochila en mano, botellas de agua, bloqueador solar, y algunos medicamentos, sin olvidar el traje de baño,  y varios cambios de ropa.

ACANCEH

Tomamos el camino hacia el sureste de Mérida, por la vía a Campeche, y, a 26 kilómetros de la ciudad, llegamos al poblado de Acanceh que significa “Quejido de Venado”. El principal atractivo: la llamada “Plaza de las 3 culturas”.

Ésta conjuga edificios de épocas prehispánicas, colonial y contemporánea. Frente al parque principal existe una pirámide situada literalmente entre las casas, por otra parte se puede apreciar la vida cotidiana, sin olvidar, por supuesto, el templo dedicado a nuestra Señora de la Natividad además la capilla de la Virgen de Gadalupe.

TECOH

Continuamos el recorrido: después de Acanceh, nuestra siguiente parada fue Tecoh: “El lugar del Puma”; preguntando finalmente localizamos el templo dedicado a la Virgen de la Asunción, y un dato interesante es que esta iglesia fue construida con piedra labrada sobre la base de una pirámide maya, cuando entramos al recinto sagrado, pudimos constatar un impresionante altar y algunas pinturas de la época, ya para este punto habíamos recorrido aproximadamente 34 kilómetros desde Mérida.

Los lugareños nos recomendaron unas grutas en este poblado y el cenote Noh Mozón, pero no teníamos el tiempo para conocerlas; ello nos hubiese tomado medio día, por lo que decidimos continuar la ruta original.

MAYAPÁN

Ya más animados y a tan sólo 15 minutos de Tecoh, siguiendo por la carretera que lleva a Tekit, aproximadamente a unos 16 kilómetros, llegamos a la emblemática y majestuosa ciudad de “La Bandera de los Mayas”, Mayapán.

Para entrar debidos pagar una cuota bastante económica (menos de 50 pesos por persona). Ya que ingresamos, inmediatamente respiramos un ambiente de tranquilidad, pues a pesar de ser famosa, Mayapán es una zona poco visitada. Hay que decir que esta ciudad no pide nada a los famosos sitios de Chichen Itzá, y Cobá que son más concurridos.

Aquí pudimos subir a la réplica del Castillo de Kukulkán, y admirar el paisaje desde una altura un poco mejor; definitivamente la vista desde la cúspide es sinceramente increíble, las fotos del Observatorio y el sitio en general nos transportaron miles de años atrás, y una vez ahí, comienzas a imaginar la majestuosidad de esta enigmática civilización.

TEKIT

Continuamos avanzando hacia el sur, 19 kilómetros desde Mayapán hacia el poblado de Tekit: “Lugar de Desparramiento”. En este punto las expectativas del viaje eran bastante elevadas, el viaje estaba resultando muy satisfactorio.

En Tekit visitamos la Parroquia de San Antonio de Padua. Ésta parecía más bien un museo. Pasemos unos breves instantes por el parque mientras conseguíamos encontrar una tienda para comprar agua y algo de comer. Cuando nos subimos al coche verifiqué el kilometráje, habíamos recorrido hasta ese punto 64 kilómetros desde que salimos de Mérida y según nos comentaron, todavía faltaba lo mejor…

No te pierdas la continuación de este viaje en la segunda parte que publicaremos mañana, aquí en mayantravel.net ¡Inicia la aventura!

ARTICULOS SIMILARES

0 3204
comments powered by Disqus