Veinte cenotes imperdibles Parte 1 de 3

Veinte cenotes imperdibles Parte 1 de 3


 Siete cenotes para disfrutar el fin de semana

Una recomendación de la guía de “Veinte Cenotes que no debes dejar de visitar” de Comercializadora Líber, de venta en Centros Megamedia o visíta su página de Facebook.

¿Que tienes que hacer este fin de semana?, si tu respuesta es nada, te tenemos la recomendación ideal para pasar un tiempo genial con la familia, amigos o en pareja, la verdad es que cualquier compañía es buena cuando se trata de visitar alguno de los “Veinte cenotes imperdibles de la Península de Yucatán”. Lo mejor de estos lugares es que son diversión sana y a bajo costo, realmente es un privilegio poder tener a tan corta distancia de la ciudad de Mérida estos sitios de incomparable belleza. A continuación te presentamos los primeros siete.

Del maya dzonot, que significa sagrado, los cenotes son depresiones cársticas formadas como consecuencia del hundimiento del techo de cuevas o cavernas que dejan al aire el agua que las recorre. De ahí su profundidad. Estas formaciones pueden estar a flor de tierra, ser semicerradas o completamente subterráneas. Comenzamos en Cuzamá, poblado cerca de Mérida, en auto se llega tomando la carretera Mérida-Valladolid No.180 hasta llegar al entronque con la carretera Acanceh de allí se toma la carretera a Acanceh No.18 hasta llegar a dicho poblado, de allí se toma la carretera a Cuzamá hasta llegar a dicho poblado, de allí se toma la carretera a Chunkanan y al llegar allí se toma el “truck” para acceder a los cenotes. En total son 45 km.

Chelentún: La primera parada es en el cenote Chelentún, que significa (Agave sobre piedra) en maya, un cenote semiabierto con una enorme bóveda al que se accede por una escalinata. Abajo, una plataforma de madera descansa sobre una formación rocosa y sirve de trampolín a los visitantes más audaces.

Chaczinicché: La siguiente parada es en el cenote Chaczinicché (Hogar de la hormiga roja). Este cuerpo de agua también tiene una gran bóveda y aguas excepcionalmentecristalinas. En este punto difícilmente uno se resiste a la tentación de sumergirse.

Bolonchoojol: Al final del derrotero nos espera el Bolonchoojol. Este cenote nos revela la entrada a un mirador, al cual se accede por un estrecho hueco a los pies de un álamo.Continuamos el viaje y nos trasladamos a Tecoh, una población del estado de Yucatán, localizada a veintocho kilómetros al sureste de Mérida.

Noh Mozón: El cenote Noh Mozón se encuentra en Tecoh, a unos 25 minutos de Mérida. En su mayor parte abierto y seguro, tiene al centro un pequeño cerro de piedras, que permite a los nadadores principiantes pararse y descansar mientras esnorquelean.Para terminar, te presentamos los 3 cenotes de Homún; pasando la comunidad de Cuzamá, conocida por su ruta de cenotes, está Homún, una población con un incipiente pero no menos hermoso derrotero que incluye impresionantes cuerpos de agua que apenas comienzan a explotarse turísticamente.

Tza Ujun-Kat: Dentro del cenote Tza Ujun-Kat, a unos 12 metros bajo la tierra, la sensación de estar en otro mundo es inmediata. Un hermoso y enorme cuerpo de agua abraza una explanada con un arriate que recibe la luz del único agujero que deja pasar los rayos del sol.Inside the

Santa MaríaEl segundo cenote de esta ruta en Homún es el Santa María, cuyo acceso es, en sí, una aventura.Caminando en las entrañas de la tierra, entre enormes piedras con formaciones caprichosas como único testigo, se llega hasta los dos cuerpos de cristalinas aguas.

YaxbacaltúnEl acceso al Yaxbacaltún, el tercer cenote que visitamosen esta ruta, inspira respeto: una escalera de metal desciende por su enorme boca unos 15 metros hasta llegar a una explanada, desde donde se domina un panorama realmente espectacular

Deja tus comentarios y comparte este artículo con tus amigos y familiares.

ARTICULOS SIMILARES

0 3529
comments powered by Disqus